6 nov. 2011

"WikiLeaks y Assange"

Ha sido la mayor filtración de documentos oficiales de la historia  y ha sido protagonizada por un personaje al que numerosas personas califican de "enigmático" y que, para colmo, está envuelto en un escabroso asunto con sexo de por medio; cinco grandes periódicos --entre ellos el español El País-- divulgaron mensajes y textos que sonrojaron a varios jefes de Estado y/o de gobierno; semanas después de divulgarse hechos silenciados y "secretos" relativos a la actuación del ejército norteamericano en Asia, un soldado estadounidense fue acusado y condenado por alta traición --¿cómo es posible que un simple soldado tuviera acceso a tanto "material sensible"?-- y, para colmo, decenas de diplomáticos, incluidos embajadores, de varios países de Occidente han quedado en ridículo por su escaso o nulo cuidado a la hora de manejar asuntos de Estado y documentos.
Todos esos ingredientes, y más, caracterizan el que ya se considera el mayor escándalo de los últimos tiempos.
Dos de los principales receptores de la información que filtró la organizaicón que pilota Julian Assange, los periodistas David Leigh y Luke Harding, del rotativo británico The Guardian, son quienes cuentan los entresijos de tan enrevesada historia.
¿Quién es Assange?, ¿es un mesías de la transparencia política o un ciberpirata? Los autores de este libro revelan con cierto detalle la vida de Assange, desde su infancia en Australia hasta la puesta en marcha de WikiLeaks, pasando por sus primeras actividades en grupos de activistas "hackers", y también relatan en líneas generales --aunque hay vacíos y detalles sólo parcialmente conocidos-- los hechos por los qeu Assange fue denunciado en Suecia por dos amigas que le acusan de haberlas engañado y haber abusado sexualmente de ellas.
El libro también reconstruye la trama que permitió sacar a la luz ciertos documentos, desde la "conversión" del soldado Manning hasta las primeras revelaciones sobre controvertidas acciones de EE UU en Irak y Afganistán, así como la persecución a que fue sometido Assanage por parte de la CIA y las medidas que adoptó The Guardian cuando ya dispuso de los documentos.
Se trata, en defnitiva, de un relato más propio de una novela de intriga que de una crónica periodística.
Edita DEUSTO

No hay comentarios:

Publicar un comentario

* CDL admite comentarios anónimos siempre que NO incluyan insultos ni difamaciones.
* CDL admite comentarios anónimos sempre que NON inclúan insultos nin difamacións.